sábado, 21 de diciembre de 2013

Un sábado en casa como otro cualquiera.

Esta noche he ido a cenar con mi novio pero he decidido volver y quedarme sola en casa hasta que vuelva. Un rato largo a solas para hacer infinidad de cosas simples y absurdas que me entretienen, como escuchar música, ver algo de porno, navegar por la red, mirar foros y webs de cosas random, hacerme un peeling y pintarme las uñas.

Ah y tomarme unas cuantas fotos y retocarlas un montón para que se aprecie lo menos posible pero que se vea algo.





Con poquito voy.

6 comentarios:

  1. Qué le ha pasado a tu tumblr? Aunque escaso, era una fuente excelente para recordar y poder disfrutar de semejante diosa como eres :P

    ResponderEliminar
  2. Hola Mayita. Veo tus fotos y me parece que ese busto tuyo crece cada día que pasa, o más bien será mi perspectiva, que se alimenta de tantas fantasías que te veo hiperbólica. Un besito!

    ResponderEliminar
  3. Maya:

    "Lo más parecido a estar en el cielo, son esas tetas con café, Baileys y hielo" ;)

    Gracias por las fotos

    ResponderEliminar
  4. EL QUERER

    En tu boca roja y fresca
    beso, y mi sed no se apaga,
    que en cada beso quisiera
    beber entera tu alma.

    Me he enamorado de ti
    y es enfermedad tan mala,
    que ni la muerte la cura,
    ¡bien lo saben los que aman!

    Loco me pongo si escucho
    el ruido de tu charla,
    y el contacto de tu mano
    me da la vida y me mata.

    Yo quisiera ser el aire
    que toda entera te abraza,
    yo quisiera ser la sangre
    que corre por tus entrañas.

    Son las líneas de tu cuerpo
    el modelo de mis ansias,
    el camino de mis besos
    y el imán de mis miradas.

    Siento al ceñir tu cintura
    una duda que me mata
    que quisiera en un abrazo
    todo tu cuerpo y tu alma.

    Estoy enfermo de ti,
    de curar no hay esperanza,
    que en la sed de este amor loco
    tu eres mi sed y mi agua.

    Maldita sea la hora
    en que contemplé tu cara,
    en que vi tus ojos negros
    y besé tus labios grana.

    Maldita sea la sed
    y maldita sea el agua,
    maldito sea el veneno
    que envenena y que no mata.

    En tu boca roja y fresca
    beso, y mi sed no se apaga,
    que en cada beso quisiera
    beber entera tu alma.


    Manuel Machado

    ResponderEliminar
  5. EL QUERER

    En tu boca roja y fresca
    beso, y mi sed no se apaga,
    que en cada beso quisiera
    beber entera tu alma.

    Me he enamorado de ti
    y es enfermedad tan mala,
    que ni la muerte la cura,
    ¡bien lo saben los que aman!

    Loco me pongo si escucho
    el ruido de tu charla,
    y el contacto de tu mano
    me da la vida y me mata.

    Yo quisiera ser el aire
    que toda entera te abraza,
    yo quisiera ser la sangre
    que corre por tus entrañas.

    Son las líneas de tu cuerpo
    el modelo de mis ansias,
    el camino de mis besos
    y el imán de mis miradas.

    Siento al ceñir tu cintura
    una duda que me mata
    que quisiera en un abrazo
    todo tu cuerpo y tu alma.

    Estoy enfermo de ti,
    de curar no hay esperanza,
    que en la sed de este amor loco
    tu eres mi sed y mi agua.

    Maldita sea la hora
    en que contemplé tu cara,
    en que vi tus ojos negros
    y besé tus labios grana.

    Maldita sea la sed
    y maldita sea el agua,
    maldito sea el veneno
    que envenena y que no mata.

    En tu boca roja y fresca
    beso, y mi sed no se apaga,
    que en cada beso quisiera
    beber entera tu alma.


    Manuel Machado

    ResponderEliminar