sábado, 13 de mayo de 2017

Dejando que mi mente fluya y hablando de todo.

Vivimos condicionados por todo.

Y parece que cuando te desvías del mismo camino que recorremos todos, estás en el punto de mira. 
A veces me parece inevitable no caer en la rutina y en cagarme en todo pero luego tengo días que digo, ¿merece la pena? ...no estoy hablando de un tema en concreto, no he querido ponerle etiquetas a esta entrada, estoy un poco escribiendo por escribir sobre todo. 

Ahora estoy escuchando un tema de Najwa Nimri con Carlos Jean que dan ganas de meterse un tripi porque es una puta rallada. Se llama "Mind Your Head" y creo que me siento un poco como dice la canción pero sin meterme mierda dentro del cuerpo.

El caso es que es sábado por la noche y me la he pasado entera en casa, con un par de sidras, vino mi cuñada un rato y se fue, cené y me puse a ver Eurovisón y me he echado unas risas viendo lo lamentable que somos pero por otra parte me siento bien de que un pelele haya unido a España por una vez sin ser un mundial o una Eurocopa, FAN.

Luego me he comido un paquete entero de tortas de arroz con chocolate y me siento mal porque pienso que voy a engordar como una morsa, cosa que puede que pase pero me jode darle tanta importancia al físico, para ser más exacto a mi físico, luego me encanta las mujeres XL y no tengo ningún tipo de prejuicio con nadie. La sociedad apesta. 

Vaya, ahora suena la novena sinfonía de Beethoven, sí, esa que todos conocemos debido al gran Stanley Kubrick, en mi entrada anterior la volví a mencionar. Mi spotify está lleno de sorpresas al igual que yo.

A veces siento que sin esto estaría perdida. Constantemente tengo que aparentar ser otra persona en mi vida, me refiero al hecho de que me encantaría poder vivir libremente sin coacción y no ser juzgada por ello, a poder llevar la ropa que me de la gana por la calle y no tener miedo a que me pueda pasar algo o a poder decir mis opiniones o vivir mi sexualidad de una forma libre que por varias razones no lo hago porque si ya de por sí me cuesta horrores hablar a veces de lo que me gusta por aquí, que lo hago quieras que no de una forma "anónima" no me quiero imaginar si lo hiciera de otra forma, aunque me encantaría y valoro mucho a esas personas que lo hacen. Tenéis mis dies.

Bueno, la verdad es que no sé si será el gran Beethoven pero me está dando un subidón de la leche. He de decir que esta semana me la he pasado más tiempo en la cama durmiendo que en la calle corriendo. He estado enferma y creo que fue por culpa del fiestón del fin de semana pasado. Estoy mayor.

Me cogí un resfriado o gripe o yo que sé....he tenido fiebre y ahora estoy un poco mejor y a full. No he tenido ni ganas de estar en modo onanista aunque anoche un amigo me despertó un poco mis partes íntimas con una conversación erótica de esas de una hora en plan "te hago tú me haces",,,

A veces he tenido tantos momentos tan dulces y eróticos que me da miedo hacerlos realidad y que se pierda toda esa magia y esa imaginación de la que tanto se disfrutaba, quizás por eso me niegue muchas veces a rechazar algunas propuestas sexuales, aunque la verdad es que rechazo muchísimas y casi a diario.

Qué me está pasando. ¿Será que la vida (sentimental) me ha maltratado tantas veces que ahora tengo entre miedo y rechazo a que vuelva a pasar? ¿me habré acomodado? La verdad es que después de estar un año soltera desde mi última relación "formal" y TÓXICA sobretodo, he aprendido muchas cosas. Quizás no es mi momento, no me cierro a nada pero no fuerzo nada y sobretodo no lo voy a poner nada fácil aunque me tire años sola o termine siendo la tía de la familia borracha y 10 perros,

La canción de Beethoven está a punto de finalizar, la verdad es que no voy ni a abrir el Spotify, a ver con qué mierda me sorprende esta vez.
He decidido que no voy a dejar de escribir hasta que suene la nueva canción. Qué será qué será. 

Bueno, tampoco tengo mucho ya que contar, me estoy dejando llevar un poco. Hacía tiempo que no me desahogaba de esta manera y dudo que nadie se lea este tostón y en parte es reconfortante porque seguro que me da vergüenza.

Ha terminado la canción de Beethoven. WHAT THE FUCK .....Está sonando una canción de reggaeton. Se llama ...Travesuras de Nicky Jam. ¿Os podéis creer esta mierda?

Lo dicho, mi lista del spotify es un vivo reflejo de lo que soy y vamos cerrando.


Un beso.

3 comentarios:

  1. Si todos nos comportásemos como realmente queremos, no habría esa "normalidad", y seríamos felices de cojones; pero no, vivimos, como bien dices, sin salirnos del camino por miedo al qué dirán o al cómo me tratarán (opiniones vertidas por envidia, diría yo). Tenemos que buscar nuestra propia luz, no pensar en agradar a los demás. Será complicado al principio pero quiero creer que, al final, merecerá la pena.

    Atentamente, uno que no se sale del camino por miedo al qué dirán :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mola salirse de vez en cuando aunque luego vayamos super perdidos :O primero es encontrarse a uno mismo :)

      Eliminar
  2. Yo creo, por lo que leo en tu blog, que eres una persona muy compleja. Y eso no tiene nada de malo, pero, a mi también me pasa, a veces no puedes dejar de replanteártelo todo. La mente fluye en las personas complejas.

    No creo que tengas que preocuparte por tu físico, ni por tu sexualidad, ni menos aún por la gente. La vida está para vivirla, sin miedo, sin tapujos; porque no hay mejor terapia que ser uno mismo.

    La música despierta sensaciones de esta forma... pero a veces es mejor dejar de lado los recuerdos que surgen del Spotify y centrarse en crear nuevos recuerdos. Hay que mirar hacia delante.

    Perdón por el discursito, no hay cosa que más odie que parecer un fanfarrón. Pero es mi humilde opinión.

    Besos.

    ResponderEliminar